Los jueces y la inseguridad: ¿por qué siempre aplican penas mínimas? (segunda propuesta)

Cada vez que se menciona la responsabilidad de los jueces penales en la inseguridad (algo que ocurre muy cada tanto y nunca en base a argumentos técnicos concretos), éstos automáticamente “se abren” y dicen que no tienen nada que ver y que no pueden hacer nada porque sólo deben limitarse a cumplir las leyes y si éstas no son buenas no son ellos los encargados de modificarlas.

Tan cierto es que nuestras leyes penales en general son malas y sumamente permisivas como que los jueces penales tienen una gran responsabilidad a la hora de aplicar –o mejor dicho, no aplicar- las penas que esas mismas leyes establecen, contribuyendo de esa manera a agravar notoriamente el problema de la inseguridad.

En éste artículo voy a explicar cómo regula las penas nuestra ley y como las aplican los jueces en la práctica.

Nuestras leyes penales tienen el sistema de “escalas” penales, es decir, para cada delito impone una pena que va de un mínimo a un máximo de años y que debe elegir el juez o tribunal en cada caso.

En otras palabras, la Justicia Penal elige una pena de una escala que surge de la ley.

Nuestro Código Penal les da a los jueces una gran libertad a la hora de fijar esa pena.

Vamos a graficar con un ejemplo: el homicidio simple tiene una escala de 8 a 25 años.

Si nosotros hiciéramos una especie de promedio matemático, el punto medio de esa escala sería 16,5 años (8,5 más que el mínimo y 8,5 menos que el máximo).

¿Cuántos años de condena suelen imponer nuestros tribunales en la práctica?

8, 9 ó10.

…15 años ya es “una locura”.

Más del 90 % de las condenas por homicidio -sino el 100 %- están en la franja “pegadita” al mínimo.

¿Por qué?

Una vez más, y como vimos en anteriores artículos, porque los jueces están convencidos de que la cárcel no sirve y de que encerrar a un delincuente está mal, razón por la cual aplican las penas de manera de reducirlas lo más posible.

Si alguno de Uds. ve en los medios alguna pena por homicidio de, digamos, 18 años, seguramente es porque el condenado es reincidente o se le acumuló la pena con otra de un delito anterior.

Debo aclarar que nuestra ley no obliga a los jueces a “partir al medio” como sugerí antes para ejemplificar la idea, pero también debo decir que en ningún lado de nuestro Código Penal dice que la casi totalidad de las condenas deban ubicarse en el cuarto inferior de la escala.

En el anterior artículo vimos como los jueces tienden casi siempre a imponer penas que puedan ser dejadas “en suspenso” (el condenado queda libre) y acá vemos como, incluso en los casos en se condena a alguien a la cárcel, los jueces le imponen la menor pena posible.

¿Y después dicen que no tienen nada que ver?

La verdad es que los jueces penales sí pueden hacer algo para combatir la inseguridad:

Pueden aplicar penas más cercanas, como mínimo, al “medio” de la escala penal.

Podrán advertir que ni siquiera estoy pidiendo que apliquen el máximo (algo que no debe haber ocurrido jamás en la historia argentina a pesar de la gran cantidad de casos en que hubiera sido justificado).

Podrán advertir también que para llevar a cabo esta propuesta no hace falta modificar ninguna ley, sino aplicar mejor las escalas que ya existen hace casi noventa años.

Para terminar el artículo con una propuesta concreta, creo que sería muy útil, además de la propuesta que hice anteriormente de publicar las sentencias penales por internet, exigirle a los aspirantes a jueces penales que expresen públicamente su posición respecto a la aplicación de penas.

Esa declaración se publicaría por internet y quedaría archivada para ser consultada en cualquier momento.

De esa manera podríamos conocer de entrada el criterio de cada uno de aspirantes y saber si son partidarios de aplicar penas bajas, intermedias o altas, lo cual otorgaría gran transparencia a la selección, le daría tranquilidad al candidato a juez (que de ser elegido podría argumentar luego que su postura era conocida públicamente) y le permitiría a la sociedad debatir abiertamente sobre el perfil que pretende para quienes van a tener la excelsa misión de impartir Justicia en la sociedad.

Hasta la próxima…

Anuncios

7 comentarios to “Los jueces y la inseguridad: ¿por qué siempre aplican penas mínimas? (segunda propuesta)”

  1. guillermo Says:

    Totalmente de acuerdo con vos, desde este lado, el del ciudadano que es lego en el tema Penal, es muy dificil comprender por que el 80% de las personas que comenten un delito grave, casualmente deberian estar pagando condenas mas duras y estaban libres porque un juez interpreto la ley de manera bastante particular. Yo creo que la responsabilidad de los jueces es importantisima en este proceso de inseguridad y me llama la atencion como los medios o las movidas sociales no embisten contra eso, nunca vemos la cara del juez que dejo en libertad (por cualquier recoveco juridico) o tampoco vemos a los periodistas que le pongan un microfono en frente para que le explique a la sociedad por que dejan de lado el sentido comun (ademas de lo que dice el Codigo), para aplicar las leyes. Un abrazo

  2. laura martinez saenz Says:

    pienso k todo esta muy mal ya k tuvimos una expriencia k duro tres años por una juezz k por sus hue…. duro tres años el proceso y otra k duro dos años pero tuvo un termino aceptable

  3. Rafael Oscar Grande Says:

    Total mente de acuerdo,pero tambien tendrian q construirse carceles en calidad ycantidad para poder albergar y corregir y no escuchar del presidente de la corte suprema q no hay ni salas donde enjuiciar.

  4. Mario Says:

    Sinceramente me preocupa que personas con eduacación universitaria sigan pensando que la aplicación de las penas tienen que ver con algo llamado “inseguridad”, que no es un problema por sí mismo, si no un consecuencia. Ni la ley ni la sentencia lo van a solucionar, pues ninguna de ellas atacan el problema de raíz: la escaces, la pobreza, la indiferencia, y la adicción a las ganancias, entre muchos otros problemas sociales que no van a ser reparados metiendo a un tipo 20 años a la cárcel en vez de 10. Te sugiere que pienses que hacer con ese tipo cuando salga, que estuvo guardado más tiempo en una prisión que en libertad y ahí decime si lo que estas proponiendo no es más que patear la pelota para adelante y mientras tanto hacemos curitas cáda vez mas complejas para curar el cáncer. No se si me explico. Abrazo y que la Fuerza te acompañe…

  5. Mario Says:

    y si, escribi con errores ortograficos, por apurado, y porque me molestan los fachos

  6. Gabriel Says:

    Este es un tema tan delicado como socialmente sensible. Todo se reduce a una pregunta fundamental: ¿Que hacemos con quiénes delinquen?. Que mueran o se “pudran en la cárcel” o les damos otra oportunidad. Depende de la toma de posición de cada uno será la solución propuesta. Y también existen los “falsos eclécticos” que son aquellos que opinan de acuerdo a como les convenga en determinado momento. Así, si me roban a mi… que vaya preso, pague, que se haga justicia, etc. Pero si mi hijo salió con sus amigos y “desafortunadamente” atropelló y mató estando “contento, con unas copas de mas”, se merece otra oportunidad, “es una locura meterlo en una cárcel” con “cualquier delincuente”, “la ley dice que se debe resocializar, no castigar, Etc.”.-

  7. Nicolas Says:

    A un violador le dan un maximo de 15 años? Esto esta todo dado vuelta, a los asesinos y violadores les tendrian que dar perpetua. Hay mas de mil estudia sque demuestran que lso violadores no pueden ser reincertados en la sociedad, para que los dejan libres, parece a proposito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: